<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d5134922608281500520\x26blogName\x3dComunidad+del+Roleo\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dSILVER\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://cdrmurcia.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://cdrmurcia.blogspot.com/\x26vt\x3d9042219478616552425', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
Steam Twitter Tuenti Facebook Rss 
            Inicio Estatutos Foro Inscripción  
 
     
 
lunes, 29 de junio de 2009
La Comunidad de los Elfos: Capítulo 2
Las Casas de Fingolfin y Finarfin

Donde los Hijos de Fingolfin sabrán de la Comunidad de sus primos fëanorianos y formarán su propia Comunidad del Anillo junto con los Hijos de Finarfin.

* * *

“Amrod y Amras me han contado que los Hijos de Fëanor están formando una Comunidad del Anillo, en una carrera para derrotar al Señor Oscuro Sauron” Dijo Argon. Su cabello se encrespó ante la idea de ser dejado de lado y perderse un buen combate. “Hermano, ¡no dejaremos este reto sin respuesta! ¡La Casa de Fingolfin ha de responder!”.

Fingon suspiró. “Argon, cuenta cuantos somos. Tú, yo, Turgon y Aredhel. No seríamos más que cuatro pequeños hobbits. ¿Dónde vas a encontrar a los otros cinco?”.

”Pero Fingon, ¿por qué no nos unimos a los Hijos de Finarfin?” Sugirió Aredhel. “Ellos son cinco, ¿no?”.

Turgon asintió. “Una excelente idea, hermana. Pero son muchos los peligros que hay afuera, y no quiero que ningun mal te alcance.”

“No soy tu sirvienta, ni tu eres mi señor, Turgon, y te digo que iré a la Tierra Media a luchar por nuestros hermanos aunque tenga que ir sola.” Contestó Aredhel.

“Que así sea, llamaré a nuestros primos” intervino Fingon, e invitó a los Hijos de Finarfin a unirse a ellos en un Concilio que debería haber organizado Elrond.

“¿Deseas crear una comunidad de nueve para perseguir a los Hijos de Fëanor?” Dijo Finrod, levantando una ceja, que no acababa de entender lo que pasaba.

”¡Finrod! ¡Nunca he sugerido tal cosa!” Dijo Fingon. Sus puntiagudas orejas enrojecieron, sin embargo.

”Queremos destruir el Anillo Unico y acabar con el reinado de Sauron” Dijo Turgon. “No queremos dejar la gloria a los Hijos de Fëanor”.

“Nuestro hermano podría combatir contra Sauron a solas” Dijo Angrod, orgulloso.

”Y perdería” Dijo Galadriel tranquilamente. “Sauron ya demostró su maestría sobre Finrod en el pasado. Pero quizá, si estamos con él, nuestro hermano no fallará.”

”Entonces, ¿a que estamos esperando?” Aegnor desenvainó su espada y cortó de un tajo una esquina de la mesa. “¡Vámonos!”.

”Y tendremos ventaja sobre los Hijos de Fëanor” Dijo Aredhel, con cierto aire de suficiencia. “Galadriel tiene el Anillo del Agua. Ellos no tienen anillos.”

“Ni silmarils” dijo Orodreth, sonriendo mientras entornaba los ojos.

”¡Démonos prisa entonces!” Dijo Finrod. “Nosotros somos la auténtica Comunidad del Anillo, y nuestra legitimidad se basa en la rapidez y en el secreto.”

“¿Y quién será el Portador del Anillo?” susurró Argon a Aredhel. “¡Finrod habla como si fuera nuestro Señor!”.

“Deja eso en mis manos, hermano” Aredhel, la Blanca Señora de los Noldor, contestó. “Si de algo me ha servido mi amistad con Curufin y Celegorm, ha sido para aprender como manejar a Finrod y a los suyos. Solo que yo, a diferencia de los hijos de Fëanor, no fracasaré, por muchos aires que se dé Galadriel.”

Fingon recogió los fragmentos de la espada de su padre, rota durante su combate con Morgoth. Y así, la espada de Fingolfin, Ringil, fue forjada de nuevo por los herreros de los elfos. En su hoja se trazó la divisa de las siete estrellas entre la luna creciente y el sol alado. Sobre esto, el corazón escarlata, el símbolo de Fingolfin. Y sobre estos emblemas fueron escritas muchas runas. Y Fingon le dio un nuevo nombre y la llamó Andúril, Llama del Oeste.

* * *

Próximo Capítulo:

Capítulo 3: Las Doce Casas de Gondolin
Donde Glorfindel, noldo ignorado por los cineastas donde los haya, reunirá a las Casas más renombradas de Gondolin y a sus capitanes para fundar otra Comunidad del Anillo.

Etiquetas:



Escrito por: Antonio Salmerón a las 12:11 | 0 Comentarios
 
     
 
Todos los logos y marcas son propiedad de sus respectivos dueños | Los comentarios de quienes los escriban, el resto de la Comunidad del Roleo