<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d5134922608281500520\x26blogName\x3dComunidad+del+Roleo\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dSILVER\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://cdrmurcia.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://cdrmurcia.blogspot.com/\x26vt\x3d9042219478616552425', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
Steam Twitter Tuenti Facebook Rss 
            Inicio Estatutos Foro Inscripción  
 
     
 
sábado, 20 de junio de 2009
El Guerrero Tuerto - Capítulo dos

Capítulo dos

Otra de las bocas del demonio sonríe con un ancho imposible mostrando un millar de afilados dientes mientras una lengua de fuego renegrida sale de su fauce.

-Entiendo -dijo Hagane no Oni, como pensando para si mismo- es un acertijo. Un enigma. El viejo ha muerto y a ahora toca descubrir quien lo mató.
-Cierto -admitió el expirante duelista- ¿quieres intentar descubrir quien lo asesinó?
-Será divertido -declaró.

El joven de nuestra historia, Natsu o Verano, como prefiráis llamarlo, fue convocado por Daidoji Uji, un leal servidor del Daimyo del Clan de la Grulla. Uji es un hombre alto de mediana edad pero que atesora juventud. Tiene el cabello negro, no blanco, y lleva ese ridículo corte de pelo que llevan los samuráis mas tradicionales; mitad de la cabeza rapada y un moño que se aferra a si mismo. La razón por que nuestro protagonista fue requerido ante Uji era que él tenía que ser quien encontrara al culpable del asesinato.

Como es lógico Natusu empezó el génesis de su investigación visitando la escena del crimen. El dormitorio del muerto es sencillo, mide alrededor de los tres por tres metros y tiene escaso mobiliario: un pequeño soporte para el daisho vacío y cubierto por una película de polvo y un baúl ornamentado. El olor a sangre flota por la habitación, se aferra a las paredes y se niega a marcharse de allí. Por mucho que la sirvienta se afane por frotar el suelo la sangre, ésta en vez de desaparecer se infiltra mas en la madera tintando las vetas de carmesí. El tatami y el futón fueron retirados junto con el cadáver.
Justamente después del dormitorio se encuentra el vestidor decorado de valúes lacados llenos de ropa y efectos personales. En una esquina hay un broche de color naranja que parece decir "cójeme" y en lo alto, en el techo, una de las tablas de maderas está desplazada como si intentara decir "mírame", revelando un pasadizo que ya no es secreto.

-Déjame adivinar -interrumpió el Oni- nadie vio a nadie entrar en la habitación del hombre muerto, así que, el asesino entró por ese pasadizo del techo.
-Puede ser, es posible, pero si te lo revelo ahora no desearás escuchar el final de la historia -y prosiguió con ella.

¿Quién quería ver muerto a este hombre, rey y señor de su castillo? El Clan del León, pues fue el viejo quien les arrebató su feudo con sangre y acero. También pudo ser el Clan del Fénix, el muerto quería saquear sus pueblos para tomar sus riquezas. Incluso lo pudo hacer su propio Clan, la Grulla, por toda la vergüenza que estaba apilando. Pero una cosa desequilibraba la balanza, el broche encontrado tenía el sello del Clan del León.

-¿Por cual Clan se declinó nuestro protagonista, por el León, verdad? -Hagane abrió un nuevo ojo. Ahora tiene cuatro.
-No se decidió por ningún Clan, el sabía que cualquiera podría haber dejado ese broche allí para despistar.
-¿Entonces que hizo? -El ojo se volvió a cerrar.

La luna volvió a asomarse iluminando la escena. El ronin empezó a toser escupiendo una flema de sangre negra. Tardó varios minutos en volver a hablar.

-Se fue de putas.

Etiquetas:



Escrito por: Tramp a las 2:11 | 2 Comentarios
 
     
 
Todos los logos y marcas son propiedad de sus respectivos dueños | Los comentarios de quienes los escriban, el resto de la Comunidad del Roleo